Compartir

El jefe de Bomberos de Madrid, Eugenio Amores, afirmó este jueves sobre los dos albañiles desaparecidos en el derrumbe del edificio de la calle Martínez Campos que aún “puede existir la posibilidad de encontrarlos con vida”, y por eso se sigue trabajando sin herramienta pesada y asumiendo riesgos.

Amores informó a los medios de comunicación de que los Bomberos ya han “eliminado todos los elementos inestables” que tenían en el edificio y ahora están ya “trabajando a cielo abierto” y además desde la calle, y que se ha ha abierto una nueva línea para desescombrar desde la calle Viriato. En suma, avanzan “mucho más rapido que ayer”, y han aumentado a más de 70 el número de efectivos trabajando en el edificio.

Sobre la posibilidad de encontrar con vida a los dos albañiles desaparecidos, afirmó: “Si estuviésemos convencidos de que no hay posibilidades, estaríamos trabajando con herramienta pesada y sin asumir riesgos”. Es decir, que no lo hacen “es porque siempre pensamos que existe una posibilidad”.

Amores se reafirmó en la necesidad de que los vecinos de los inmuebles aledaños tengan que estar fuera de sus casos, porque la prioridad es la seguridad y las grúas podrían golpear a esos edificios colindantes. “Cuando encontremos a los desaparecidos, la demolicion será diferente”, apuntó, antes de reiterar: “Pensamos que puede existir la posibilidad de encontrarlos con vida”.