Compartir

La secretaria primera del Congreso de los Diputados y expresidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, señaló este jueves que “no se puede permitir” que se destine dinero público al proceso independentista y expresó su “máximo respeto” a la operación que esta mañana se está desarrollando para investigar esa supuesta financiación encubierta.

En declaraciones a su llegada a la reunión de la Mesa del Congreso, Sánchez Camacho manifestó su “máximo respeto a las acciones policiales y judiciales” pero indicó que “desde luego no se puede permitir” ese desvío de fondos, y presumió de que “el Gobierno y el PP siempre han estado garantizando la legalidad para que ni un euro publico pudiera ir destinado a nada que tuviera que ver con el procès”.

“Eso al margen de esta actuación, que corresponde a la Justicia y la Policía y que respetamos absolutamente”, puntualizó en referencia a la operación que se está desarrollando hoy, con registros en edificios de la Generalitat y la Diputación.