Compartir

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunció este miércoles que ha pedido asesoramiento legal para encontrar la “vía” que permita la designación oficial de los cuatro consejeros encarcelados y huidos que quiere incorporar a su Gabinete.

Así lo explicó Torra a través de un comunicado difundido por Presidencia del Ejecutivo catalán, que tenía previsto que este miércoles tomaran posesión los nuevos consejeros.

Sin embargo, la asunción del cargo no puede llevarse a cabo debido a que el Gobierno central, en aplicación del artículo 155, ha bloqueado la publicación del decreto con los nuevos consejeros de la Generalitat, en la que Torra ha incluido a dos encarcelados y a dos huidos. Ante esta circunstancia, el Ejecutivo central no ha incluido todavía el decreto en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC).

A este respecto, Torra anunció este miércoles que ha pedido “un dictamen a la Comisión Jurídica Asesora a fin de encontrar la vía de publicación del decreto de nombramientos en el DOGC”. El presidente catalán quiere “determinar las opciones para permitir la publicación, la toma de posesión y la formación de un Ejecutivo catalán, y tomar la decisión que corresponda”.

El presidente autonómico también ha pedido “que se estudien las medidas legales que se pueden emprender contra el Gobierno español, dado el hecho de que la publicación del decreto de nombramientos del Gobierno en el DOGC es un acto debido que no debería sufrir ninguna interferencia”.

“DERECHOS INTACTOS”

En este sentido, Torra lamenta “que el Gobierno del Estado no haya dado ninguna respuesta a la carta enviada por el secretario del Gobierno, en la que se pedía la justificación de la negativa del Estado a publicar el decreto de nombramientos en el DOGC”.

El responsable de la Generalitat aseguró que el “plazo” que daba al estado “para recibir estas explicaciones” era este martes, ya que estaba previsto que los nuevos consejeros tomaran posesión este martes.

Torra concluyó que “los derechos políticos de todas las personas designadas para formar parte del Gobierno están intactos, y, por tanto, no hay ningún motivo que justifique que no puedan tomar posesión de su responsabilidad”, en referencia a los encarcelados y huidos a los que se ha propuesto como consejeros.

“El pueblo de Cataluña en su totalidad”, concluyó el presidente catalán, “tiene derecho a tener un Gobierno. Sólo la acción del Estado impide la formación del Gobierno y, por tanto, prolonga la vigencia de la aplicación del artículo 155 y la consiguiente suspensión del autogobierno del país”.