Compartir

El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, sentenció este miércoles que el exministro de su partido Eduardo Zaplana “pertenece al pasado” y ha de responder “individualmente” por haber cometido presuntamente delitos de cohecho y blanqueo de capitales.

En los pasillos del Congreso de los Diputados, el 'número tres' de Mariano Rajoy en Génova justificó la rapidez con la que su formación suspendió cautelarmente de militancia a los detenidos en el marco de la operación 'Erial' por la “envergadura” de los hechos.

“Era suficientemente grave para que el PP tomara una decisión tan drástica y en tiempo récord”, expuso, al tiempo que consideró “muy acertada” la medida de suspender de militancia a Zaplana tras su detención.

Defendió que Zaplana “pertenece al pasado” y que deberá encarar “individualmente” las posibles ilegalidades que haya podido cometer. “Parece que hay hechos que son muy graves y, por tanto, tendrá que responder”, insistió.

Dicho esto, enfatizó que en España “no hay impunidad” y dijo que en su partido esperan que “salga todo a relucir”. Eso sí, explicó que lo que no tolerarán los populares es que “se manchen” sus siglas.