Compartir

El Arzobispado de Madrid recordó este martes que las instalaciones de San Carlos Borromeo de la capital, popularmente conocidas como las de 'la iglesia roja de Vallecas', no corresponden a las de una parroquia sino que se trata de “un centro de pastoral”. Por ello, pide que no albergue actos que confundan religión y política.

Así lo afirmó la Iglesia madrileña este martes en un comunicado con motivo de la rueda de prensa convocada por el actor Willy Toledo para explicarse sobre sus declaraciones sobre temática religiosa.

El comunicado del arzobispado que dirige el cardenal Carlos Osoro insistió en que “los centros de pastoral deben acoger encuentros de pastoral y mostrar el rostro de Jesucristo con obras, no albergar actos de tipo político en los que se confunde fe con ideología” y que no autorizó la utilización de esas dependencias para el citado acto.

El arzobispado, que confía en la Justicia para esclarecer presuntos delitos de Toledo contra los sentimientos religiosos, recordó que “la libertad religiosa es uno de los pilares de nuestra democracia” y pidió respetar las convicciones religiosas evitando “el insulto grosero y gratuito” que, “en ningún caso”, debe ser amparado por la libertad de expresión.