Compartir

Las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales que hay en España han convocado este martes una huelga general en todo el país para exigir al Ministerio de Justicia la mejora en sus condiciones laborales. Quieren una reducción de su carga de trabajo y mayor autonomía de la Fiscalía y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las protestas comenzaron hace un mes y en este tiempo estos responsables de la Administración de Justicia se han manifestado cada jueves ante los juzgados de toda España. Centenares de jueces y fiscales han acudido a esas concentraciones y han pedido, según los convocantes, la dimisión del ministro Rafael Catalá por sus “injerencias” en su labor profesional.

La huelga de este martes está respaldada por la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), Foro Judicial Independiente (FJI), Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), Asociación de Fiscales (AF), Unión Progresista de Fiscales (UPF) y Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF).

Todas ellas han consensuado una lista de 14 propuestas. Entre las reclamaciones, los jueces exigen el reforzamiento de la independencia judicial, la modernización de la Administración de Justicia y la mejora de las condiciones profesionales de los miembros de la carrera judicial.

Por su parte, las asociaciones de fiscales piden la derogación del sistema de plazos máximo de instrucción, la paralización de la implantación de la justicia digital, la atribución a la Fiscalía General del Estado de la formación de los fiscales, la fijación de las cargas de trabajo y la independencia del Ministerio Fiscal y su autonomía presupuestaria.