Compartir

El rey Felipe VI reivindicó este lunes en Salamanca “la importancia y el prestigio de la Universidad” y abogó por “prestar todo el apoyo necesario para que en el siglo XXI pueda seguir desarrollando un papel pionero en la docencia, en la investigación y en la traslación del conocimiento a la sociedad; pero este papel exige siempre reformas y actualizaciones”.

Don Felipe realizó esta reivindicación en la inauguración del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018, que organiza en la Universidad de Salamanca Banco Santander y al que asisten el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; la presidenta de Universia y de Banco Santander, Ana Botín, y 600 rectores de 26 países que representan a 10 millones de estudiantes de universidades de todo el mundo. El encuentro ofrece un espacio de debate bajo el lema 'Universidad, Sociedad y Futuro'.

Don Felipe, que hizo esta valoración tras los casos que han afectado a Cristina Cifuentes y Pablo Casado, abogó también por las reformas y las actualizaciones necesarias en la Universidad y “poner nuestra mirada en los retos que han surgido en todos los ámbitos debido el proceso de digitalización”.

“El mundo digital, efectivamente, obliga a reorientar la visión de la educación superior y a diseñarla de acuerdo con un entorno que se transforma de manera acelerada”, dijo. “Necesitamos nuevas ideas que nos permitan ofrecer soluciones sólidas para el presente y para el futuro. Es indispensable recuperar y fomentar los valores humanistas que siempre han caracterizado a la Universidad para poder afrontar, de un modo solvente y acertado, todos esos desafíos”.

UNIVERSALIDAD

El Rey enfatizó que “debemos hacerlo con mirada amplia, siendo más proactivos que reactivos, creando espacios de encuentro y de cooperación. Porque Universidad es sinónimo de universalidad y en un mundo globalizado es más importante que nunca abrir las fronteras del conocimiento, compartir experiencias y poner en común valores tan irrenunciables como los que promueve la Universidad”.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, por su parte, también reivindicó el papel de la Universidad en el desarrollo social, recordó la tragedia que viven “miles de refugiados” cada día, una situación que hay que revertir, y destacó la figura de Miguel de Unamuno, que fue rector de la Universidad de Salamanca, “la ciudad que hoy nos acoge”.

Unamuno fue tambien glosado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien además puso de relieve el octavo centenario de la Universidad salmantina, que se cumple este año.

La presidenta de Universia y Banco de Santander, la anfitriona del acto, Ana Botín, abogó por “fomentar una educación superior abierta que promueva valores universales, la tolerancia y la inclusión social. Una educación superior que incorpore siempre una formación humanista, transversal y multidisciplinar. Una Universidad que sea fuente de innovación, pensamiento crítico y conciencia social”.