Compartir

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, acusó este lunes a Ciudadanos de buscar la “confrontación” en España y de usar la bandera de España, que es “de todos, de modo partidista”.

De esta manera valoró, en declaraciones a los periodistas a la entrada a la reunión de la Ejecutiva del PSOE, la plataforma 'España Ciudadana' que lanzó este domingo Ciudadanos, que pretende ser lugar de encuentro de quienes se sienten orgullosos de ser españoles y desean compartir sus experiencias y participar de un proyecto común que devuelva la ilusión, aparque complejos y permita superar “la etapa de los cenizos, de los catastróficos, pero también de los apalancados”, según afirmó Albert Rivera.

Ábalos indicó que “si eso es la novedad” que puede ofrecer Ciudadanos, es algo “muy antiguo”, porque se trata de “contraponer nacionalismo a nacionalismo y eso no es bueno”. “Nunca ha dado buen resultado; lo que hay que hacer es unir, no dividir”, declaró.

En este sentido, dijo que Ciudadanos impulsa este proyecto con el “propósito de confrontar, y ese es el problema”. “Tiene un proyecto muy de confrontación. En España lo que hace falta es sumar, unir, y es cuando mejor nos ha ido”.

Así, subrayó que es un “tremendo error y una gran irresponsabilidad” lo que ha hecho la formación que lidera Albert Rivera de “coger la bandera que es símbolo de todos, la patria, y el sentido de patria que es de todos, para usarlo políticamente de modo partidista”.

Por otra parte, Ábalos criticó la decisión de Quim Torra de incluir en su Gobierno autonómico a consellers que ahora mismo están en prisión o fugados de España. Preguntado por si hay debate jurídico sobre esta cuestión y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, comentó: “No lo sé legalmente, políticamente es intolerable”.

En este sentido también se pronunció el portavoz de la Ejecutiva del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente. Dijo que “parece absolutamente inasumible” la situación que propone Torra, “más allá de lo jurídico, que dos personas en prisión o huidas de la justicia puedan formar parte de un gobierno, porque es bastante evidente que no van a poder ejercer sus funciones”.

Comentó que esto es un “nuevo desafío” de los soberanistas, que “lejos de aprender la lección” continúan en una “huida hacia adelante que sólo lleva a más choque”.

Esta posioción contrasta con la que mantiene el líder del PSC, Miquel Iceta, quien, antes de que se oficializara la decisión de Torra de nombrar a esos consellers, dijo que es “grave” pero que “no hay motivos” para la ilegalización de ese gobierno.