Compartir

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dijo este lunes a los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias e Irene Montero que el problema no es haber comprado un chalé de 600.000 euros, sino las “contradicciones” que ese hecho ha sacado a la luz respecto a su discurso político.

En una entrevista en Antena 3 recogida por Servimedia, Rivera evitó criticar la compra en sí de esa vivienda, dado que “el 80%” de los españoles tiene una hipoteca, pero denunció que Iglesias y Montero han pasado “mucho tiempo” señalando y “criminalizando” a quienes hacían lo mismo que ellos han hecho ahora.

Rivera se declaró partidario de que cada cual haga con su dinero lo que quiera siempre que lo haga legalmente y pagando impuestos, pero en el caso de Iglesias y Montero su “gran mal” es haber cuestionado a quienes lo hacían.

La consulta a las bases de Podemos sobre su continuidad le parece “una competición populista”, y les advirtió en ese sentido de que el populismo “tiene las patas muy cortas” y al final se acaban visualizando contradicciones que, en este caso, “les van a desgastar mucho”.

Una vez que ambos son propietarios de una vivienda, Rivera expresó su confianza en que respalden la proposición de ley que ha presentado su partido para erradicar la ocupación de viviendas.