Compartir

Un avión, modelo Boeing 737-200 de Cubana de Aviación, se ha estrellado minutos después de despegar muy cerca del aeropuerto José Martí de La Habana. En el interior del aparato viajaban 110 personas: 104 pasajeros y seis tripulantes. 

La televisión cubana ha confirmado la muerte de un centenar de personas. La mayoría eran pasajeros de ese país, salvo cinco extranjeros y la tripulación. 

La aeronave superó hace seis meses, en noviembre de 2017, la revisión técnica realizada cada año por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México, según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México.

El Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha asegurado que “se extinguió el fuego, se investigan los hechos por una comisión. Además de lamentar los hechos y solidarizarnos con las familias, se investigan los sucesos y se dará toda la información. No se dañó ningún centro, ni las viviendas. La población se ha comportado con mucha disciplina y ha estado colaborando”.