Compartir

El alcalde de Cádiz José María González, más conocido como 'Kichi', ha defendido que el código ético de Unidos Podemos es “el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y renunciar así a privilegios como el exceso de sueldo”.

González reivindica su “piso de currante” situado en el barrio de La Viña de la ciudad andaluza. Un domicilio que “no ha pensado en ningún momento abandonar para criar a sus hijos” y que actualmente comparte con la diputada de Podemos en el Parlamento de Andalucía, Teresa Rodríguez.

Además, Kichi ha corroborado que parte de su sueldo correspondiente a los meses de marzo de abril lo ha donado a la Asociación de Familiares de Enfermos Duales (AFEDU), en torno a los 3.000 euros.

Esta defensa del código ético de Podemos llega justo después de la compra del chalet  situado en la sierra de Madrid y valorado en más de 500.000 euros por parte de Pablo Iglesias e Irene Montero y que tanto revuelo ha causado en las últimas horas.