Compartir

Si a tu vehículo le toca pasar la ITV, ahora se incorporan ciertas novedades importantes que no afectará al precio. Cada Comunidad Autónoma seguirá estableciendo las tarifas, y no hay constancia, de momento, de que vaya a aumentar las tarifas en ninguna. Además de la revisiones que se hacían anteriormente se añaden estas otras:

* Sistema de diagnóstico a bordo: Se accederá al sistema de diagnóstico a bordo (OBD) del coche, para vehículos homologados a partir de la Norma Euro 5. En un principio, solo se vigilará que la OBD esté accesible y operativa, pero a partir del 10 de septiembre además se procederá a la lectura de datos. Los defectos en esta medida tendrán la consideración de graves. Los datos que provocarán un fallo grave a partir de septiembre son:
Ciclo OBD no completado, luz encendida de “revisión motor” (check engine light), si se han borrado datos de la OBD hace menos de 1 km o 1 hora, si hay un código de fallo del vehículo activo por ejemplo, un fallo de airbag, o cualquier otro.

* Cuentakilometos a examen. Se incluye la revisión del cuentakilómetros. Si se detecta que hay un fraude en el cuentakilómetros, o que este no funciona, será falta grave.
* En el caso de ser desfavorable. Si el resultado de la inspección es desfavorable, se puede elegir otra estación para volver a realizar la inspección, una vez subsanados los problemas que ocasionaron el mal resultado en la primera.
* Fechas y plazos. Se podrá pasar la ITV hasta un mes antes de la fecha límite, y esto no adelantará la fecha de la siguiente inspección, ya que esta seguirá siendo la fecha límite que existía.
* Automóvil clásico. La edad de un automóvil para ser considerado clásico pasa de 25 a 30 años.
* Vehículos comprados fuera de España. Si se adquiere un vehículo en otro país de Europa ya no habrá que pasar la ITV una vez llegue a España, sino cuando le corresponda por edad.