Compartir

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, aseguró este jueves que continúa defendiendo que los cargos públicos no pueden “especular” con la vivienda, tras la polémica surgida por la adquisición, por parte de ella y de Pablo Iglesias, de una propiedad por valor de más de 600.000 euros en la localidad madrileña de Galapagar, por la que pagarán más de 1.600 euros al mes de hipoteca.

Voy a seguir defendiendo que los ministros, las ministras, los cargos públicos tengamos viviendas para vivir y no para especular“, afirmó Montero en rueda de prensa en la Cámara Baja a propósito de la adquisición junto a su pareja y líder del partido de esta propiedad que pagarán durante 30 años.

Si lo que me pregunta es si a mí me parece coherente defender que la economía esté en manos de la gente y que sean los ciudadanos y los ciudadanas las que tengan el control de la economía de su país y no se la entreguen a los mayordomos de los poderosos, lo sigo pensando“, sostuvo la portavoz parlamentaria de Podemos.

Montero fue preguntada por qué hace unos años Iglesias criticó al exministro de Economía Luis de Guindos por adquirir un ático de 600.000 euros. “Si pienso que un ministro o una ministra debe comprar viviendas para vivir y no para especular, lo pensaba ayer y lo pienso hoy. Y no solo eso, lo seguiré defendiendo en esta Cámara o en el lugar en el que los inscritos me pongan después de ser portavoz parlamentaria“, declaró.

La portavoz de Podemos argumentó que ya han quedado claros los motivos de compra de esta propiedad: “Iglesias y yo llevamos tiempo emprendiendo un proyecto familiar y parte de eso ha consistido en buscar una casa cerca del campo en la que vivir, y finalmente, con el salario que tenemos, hemos conseguimos sacar adelante este proyecto”.