Compartir

Quim Torra ha prometido el cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña de manera rápida y sin la presencia de ningún miembro del Gobierno español, a diferencia de la investidura de Carles Puigdemont, a la que asistió el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El motivo por el que el ejecutivo de Mariano Rajoy no ha acudido a la toma de posesión se debe a que la ceremonia organizada por la Generalitat “degradaba la dignidad de la institución”

Ante el presidente y el secretario del Parlament, Roger Torrent y Víctor Cullel, Torra ha prometido “cumplir legalmente con las obligaciones del cargo de president, en fidelidad al pueblo de Cataluña representado por el Parlament”. No ha hecho ninguna referencia a la Constitución ni tampoco al rey Felipe VI, al igual que Puigdemont hace dos años.

En el acto, que se ha celebrado en el salón 'Verge de Montserrat', solo figuraban una bandera catalana y el medallón que reconoce al presidente elegido, aunque Torra ha declinado colgárselo como muestra de tristeza por los políticos catalanes que están en prisión.

El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, avanzó este jueves que el partido estudiará si el hecho de que el nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, haya querido “eludir el acatamiento de la Constitución y el Estatuto de Autonomía es constitutivo de una no formalización de la toma de posesión”, y propondrá a PSOE y Cs “formalizar” estos juramentos “en base a unas premisas y una fórmula concreta”.