Compartir

Una mujer identificada con las siglas TC está siendo sometida a un estudio médico por científicos de la Universidad de California en San Diego, EE.UU, tal y como informa la 'BBC'.

Los doctores Vilayanur Ramachandran y Claudia Sellers, del Centro para el Cerebro y el Conocimiento sometieron a la mujer a diferentes pruebas como hacerle cosquillas o ponerle imágenes de gente haciéndose cosquillas,  con el objetivo de estudiar su facilidad para reírse.

Los especialistas comprobaron que la paciente no se reía más que el resto de personas en situaciones normales, pero sí cuando observaba cómo a otro les hacían cosquillas. Cuando vio un vídeo de ella misma mientras le rascaban, en palabras de los médicos, condujo a una “apocalipsis de risa incontrolable. Lo más extraño del caso fue cuando vio cómo rascaban la axila de una persona y ella misma se llevaba la mano a esa parte del cuerpo.

Los médicos se encontraron ante un caso de sinestesia de tacto-espejo, una alteración sensorial por la que las personas experimentan diversas sensaciones cuando miran a otros individuos mientras éstos son acariciados, tocados o golpeados.

Esta alteración está causada por las neuronas espejo que se comportan de la misma manera si observamos una acción en nosotros u otras personas.