Compartir

El youtuber Sergio Soler, más conocido como 'MrGranBomba', será juzgado por cometer presuntamente un delito de injurias y calumnias contra el repartidor Ricardo Osorio al que llamó 'caranchoa' en un vídeo que se hizo viral en redes sociales.

La titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Alicante, María Luisa Carrascosa, pide una fianza de 500.000 euros tras la querella presentada por Osorio, que ya pagó una multa de 30 euros por la bofetada que le propinó a Soler.

Por otra parte, exige otra sanción económica para Soler de 16.200 euros por delito continuado de injurias con motivo de su “actitud provocadora” mostrada en otros vídeos, en los que se aprovechaba de la buena voluntad de las personas que sufrieron sus bromas utilizando sin consentimiento sus imágenes.

El abogado del repartidor, Carlos Frigola, sostiene en la defensa que el youtuber se dirigió con el ánimo de “menoscabar el honor de su cliente y atentar contra su imagen”. Una imagen que, a su juicio, ha sido utilizada en ” parodias y productos de merchandising” convirtiéndole así en personaje público “contra su voluntad”, y por ello reclama la responsabilidad civil solidaria de Youtube España.