Compartir

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid juzga hoy a José Antonio Tinaquero Herrero, un procurador contratado por una empresa para que representara ante los tribunales a los afectados en el `caso Afinsa´, que está acusado de apropiarse de 117.097 euros de sus representados. La Fiscalía pide para él cuatro años de cárcel.

Tinaquero y la empresa firmaron en mayo de 2006 una hoja de encargo y un poder general para pleitos que habilitaba al procurador a cobrar en nombre de la asociación “cualesquiera cantidades que tuvieran que abonarse a los miembros de la misma”.

Para ello, la sociedad abrió una cuenta corriente en la que como único titular figuraba el acusado, quien, a su vez, era el único habilitado para operar y hacer las correspondientes transferencias que pudieran corresponder bien a los afectados o bien a la asociación.

El 4 de abril de 2015 el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid acordó el pago de 4.415.382,54 euros en concepto de indemnización a 3.696 afectados del `caso Afinsa´ y dicha cantidad de dinero fue ingresada en la cuenta corriente en la que Tinaquero era el único titular, quien según la Fiscalía desvió parte de los ingresos a fines distintos a los que había llegado a un acuerdo con la asociación.

Con posterioridad se hicieron otros dos ingresos destinados a otros 459 afectados, por valor de 633.557,31 euros el primero y de 393.074,73 euros el segundo. De esa cantidad, según el ministerio fiscal, el acusado se apropió indebidamente de 77.442,19 euros correspondientes a las indemnizaciones de 50 afectados y de otros 39.655,40 de los gastos de los abogados.