Compartir

El Centro de Estudios Superiores (CES) Cardenal Cisneros negó este miércoles “de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno”. Desmiente así, con un comunicado el presunto trato de favor que habría recibido el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, que denunció 'El Mundo'.

“Es rotundamente falso que alguien pueda haber disfrutado de convalidaciones extraoficiales en nuestro centro, dado que en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense. Es, asimismo, falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre”, asegura este centro en un comunicado.

Además, recuerda el CES Cardenal Cisneros, “periódicamente se somete al control de la Aneca, un organismo autónomo para la evaluación de la calidad y la acreditación de la enseñanza universitaria, y cuya transparencia avala la calidad de los métodos de enseñanza empleados en nuestro centro, que cumplen con creces todos los requisitos exigidos” y que “todos los expedientes académicos de los alumnos que cursan y han cursado sus estudios oficiales en el CES Cardenal Cisneros, dada su condición de centro adscrito, pertenecen y obran en poder de la Universidad Complutense de Madrid. No obstante, el centro colaborará con esta institución con la máxima transparencia, poniendo a su disposición cualquier documentación adicional que sea requerida”.

Por último el CES Cardenal Cisneros dice que es “absolutamente ajeno a la información publicada por el diario 'El Mundo' que, en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo del Cardenal Cisneros para contrastar una noticia llena de imprecisiones, falsedades y con dudosas fuentes de información”.