Compartir

Carlota, una pequeña de 15 meses diagnosticada de una grave enfermedad cardíaca (Tetralogía de Fallot), será intervenida hoy en el Hospital de 'La Paz', donde le van a colocar un corazón artificial. De momento es la única solución que han encontrado los médicos hasta que le puedan transplantar un corazón de verdad. 

Su madre Maria Martin ha redactado esta carta, en la que explica los duros momentos que están pasando. Seguro que pronto encuentran más motivos para sonreír. ¡Ánimo Carlota!

CARTA DE SU MADRE

“Soy la madre de una niña muy especial y una gran luchadora que se llama Carlota. Es una bebé de 15 meses que fue diagnosticada de una grave enfermedad cardíaca (Tetralogía de Fallot con una anomalía añadida en la coronaria) cuando aún estaba en mi vientre. Cuando los médicos nos explicaron su patología y las opciones que teníamos, sólo queríamos apostar por ella, era una niña muy deseada y sabíamos que ella iba a hacer todo lo posible por luchar y librar todas sus batallas, nosotros la íbamos a acompañar y cuidar toda la vida. Y no nos decepcionó, ganó sus primeras batallas en el vientre superando las posibles complicaciones que podían añadirse a su enfermedad de base.

Cómo no podía ser de otra manera, nació en un día muy señalado, 24 de diciembre de 2016, a pesar de que aún le faltaban días para su fecha prevista. A Carlota tenían que operarla cuando tuviera 6 o 7 meses, pero con tan sólo 6 semanas de vida hubo que intervenirla de urgencia. La operación salió bien aunque no pudieron realizarle todas las técnicas hasta que no creciera un poco más, porque su corazón era demasiado pequeño para que los médicos pudieran corregirlo completamente. 

Después de 3 semanas en el hospital y alguna que otra complicación, volvimos a casa con ella. A pesar de todo lo que ha pasado en su corta vida, es una niña que desprende una alegría impresionante. Es la niña de la sonrisa infinita. Ella nos hace todo más fácil, nos da fuerza para acompañarla en su camino. Ha nacido para ser feliz y para hacernos felices a los que la rodeamos. Todos los días doy gracias por tenerla. Nos ha enseñado lo que verdaderamente importa y que una simple mirada suya hace que todo valga la pena y que el sufrimiento duela un poquito menos. 

Parte de culpa del buen carácter de Carlota la tiene su hermana Daniela, ella es la que hace que sus carcajadas se oigan en toda la casa. Tiene sólo 6 años pero ha sabido llevar esta situación como una personita mayor, y la ha cuidado y mimado desde el primer día. Hacen un equipo perfecto. El día 10 de abril de este año han vuelto a operarla, la intervención fue tremendamente difícil, pero los magos del bisturí consiguieron hacerlo. Pero todo se complicó en el postoperatorio, parece que el diagnóstico de Carlota era mucho más complicado de lo que parecía y se ocultaba tras el primer diagnóstico. 

A día de hoy lleva 3 operaciones extracorpóreas en las que ha tenido que agarrarse a la vida con uñas y dientes porque un sangrado quería dejarla ir, 2 cateterismos y el miércoles 16 de mayo le ponen un corazón artificial mientras llega un donante para regalarle su vida. Carlota necesita un corazón para vivir, Carlota quiere bailar, Carlota quiere reír. Queremos concienciar a la gente de la importancia de donar órganos, donar significa salvar vidas, vidas como la de mi pequeña luchadora”.