Compartir

Quim Torra propondrá a los exconsejeros cesados volver al Gobierno y le exige a Rajoy que fije el día y la hora para una reunión

El nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, emplazó este martes desde la ciudad alemana de Berlín al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a “poner fecha y hora” para una reunión con él porque el “primer objetivo” de su Ejecutivo será “ofrecer diálogo al Gobierno español”, y anunció que propondrá a los exconsejeros del anterior Gobierno de Carles Puigdemont cesados tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución ser restituidos en el cargo.

Torra se pronunció en estos términos en una rueda de prensa que ofreció desde Berlín junto al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el primer viaje que éste ha realizado tras ser investido presidente de la comunidad catalana.

En UNA comparecencia en la que ambos alternaron las respuestas en catalán, castellano e inglés, Torra se mostró muy contundente en la defensa de Puigdemont como presidente “legítimo” de la Generalitat. “Nunca abandonaremos”, señaló.

En este sentido, indicó que seguirá reivindicando “la legitimidad de Puigdemont y de todos los consellers cesados ilegalmente” para alcanzar un “gobierno fuerte” que valide el resultado de las urnas en las elecciones del 21 de diciembre.

Para ello, se marcó como primer objetivo “ofrecer diálogo” al presidente del Gobierno, a quien le emplazó a fijar el día y la hora para una reunión. “Rajoy, por favor, ponga la hora y el lugar”, afirmó Torra, que adelantó que le enviaría una carta en las próximas horas trasladándole esta petición.

El nuevo presidente de la Generalitat también reclamó la derogación del 155 y que finalice la intervención financiera de la Administración autonómica. “Es necesario tomar el control de nuestras finanzas. No es solo el articulo 155, sino también tener la libertad de tener nuestras finanzas bajo nuestro control”.

Torra insistió en que propondrá a los exconsejeros cesados volver a ocupar esos cargos. “Todos los consellers que quieran reincorporarse al gobierno tienen todo el derecho de hacerlo”. Asimismo, manifestó que tomará decisiones “paso a paso”, pero pensando en todo momento en la consecución del ideal independentista.

Explicó que su próxima visita será a los “presos políticos”, en referencia a los exconsejeros encarcelados, algunos “amigos”, que son “políticos catalanes, demócratas, honestos y que dieron la voz al pueblo de Cataluña” y destacó que “una de las máximas indecencias que he vivido ha sido la detención de (Jordi) Turull en medio de un debate de investidura”.

SIN CONDICIONES PREVIAS

Por su parte, Carles Puigdemont incidió en el diálogo que quieren abrir con el presidente del Gobierno “sin condiciones previas” y “para hablar de todo” y explicó que “el president Torra tiene toda su responsabilidad y va a tomar sus propias decisiones”, aunque agregó que “para lo que necesite sabe que me va a tener”.

Señaló que el gobierno de Torra va a estar al servicio de “todos los catalanes, mientras que la aplicación del 155 “ha perjudicado a todos” y pidió respetar el mandato de las urnas para salir de esta “anormalidad democrática”.

“La pelota está en el tejado del Gobierno español. Aquí hay un presidente que no tiene causas judiciales”, afirmó al referirse a Torra, y sobre la posible convocatoria de nuevas elecciones declaró que a partir del 27 de octubre se podrían convocar pero “esto no significa que tenga que haber” comicios anticipados en Cataluña. Puigdemont también lamentó en esta rueda de prensa que Mariano Rajoy no haya felicitado todavía a Torra tras su investidura.