Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió este viernes al candidato a la Presidencia de la Generalitat, Quim Torra, de que aplicará nuevamente el artículo 155 de la Constitución en Cataluña “si es necesario” y ante nuevas ilegalidades, aunque manifestó su deseo de que “no vuelva a ser necesario”.

Así se pronunció desde el oratorio de San Felipe Neri, en Cádiz, en la clausura de la celebración del 150 aniversario del 'Diario Cádiz', después de la designación de Torra como candidato de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana a la Presidencia de la Generalitat, anunciada personalmente por Carles Puigdemont ayer por la tarde desde Alemania.

En este contexto, Rajoy recalcó que “el 155 ya no es solo un artículo de la Constitución y es también un precedente que quedará para el futuro si fuera necesario”. Acto seguido, reconoció que espera y desea que “no vuelva a ser necesario nunca”.

Para ello, demandó a Torra que haga un “esfuerzo para superar con grandeza y madurez este episodio”. “Es necesario un presidente legal que se ponga en su sitio y gobierne con normalidad, se debe imponer la sensatez, el sentido común y la legalidad”, avisó.

El futuro presidente catalán, prosiguió Rajoy, debe sacar a Cataluña “de la excepcionalidad”, garantizar la convivencia y gobernar “para todos” y no solo para el ala independentista. “Si todos decidimos por nuestra cuenta y riesgo no cumplir la ley, acabaos con la democracia”, alertó.

“NO LE CONOCÍA”

“Yo no le conocía, se lo digo con absoluta franqueza. Y lo que he conocido, entre otras cosas 'tuits', no reflejan el respeto y la educación que yo he encontrado mayoritariamente entre los ciudadanos de Cataluña cuando me desplazo allí”, admitió Rajoy cuando más adelante se le pidió una valoración sobre Torra.

Se refirió así a las noticias que se han publicado tras saltar a la palestra su nombre rescatando comentarios que hizo en las redes sociales en 2012. En estos textos de la hemeroteca digital, entre otras cosas Torra dice que “los españoles vienen a vigilarnos” cuando los catalanes quieren votar o que la “vergüenza es una palabra que los españoles hace siglos que han eliminado de su diccionario”.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo indicó que habrá que juzgar a Torra “por sus hechos” y subrayó que el Gobierno de España “siempre” garantizará que la ley y la Constitución se cumplen, que la unidad del país se respete y que nadie actúe contra el principio de igualdad de todos los españoles.

Asimismo, señaló que el acuerdo del 155 se mantendrá hasta que tome posesión un nuevo Gobierno en Cataluña, porque así lo decidió el Senado cuando se debatió. Hizo este recordatorio después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, exigiese al Gobierno mantener el 155 si Torra no acata expresamente la Carta Magna.

Precisamente, sobre la disputa vivida con Rivera, que el jueves retiró su apoyo a la aplicación del 155, remarcó que esta decisión la tomaron PP, PSOE y Cs “juntos” y prometió hacer cuanto esté en sus manos para “mantener el consenso”, aunque eso le obligue “a tener que no decir algunas cosas”.

Llegó a declararse “muy satisfecho” de la “unidad” que hasta la fecha había mostrado PSOE y Cs en lo referente al desafío catalán y quitó hierro a la polémica con la formación naranja porque sigue siendo con quien tiene una “mejor relación” a nivel político.

No obstante, el presidente del Gobierno bromeó con que se entiende “francamente bien, como todo el mundo sabe” con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.