Compartir

El nuevo precio de la bombona de butano que entrará en vigor el próximo martes será de 13,27 euros, impuestos incluidos, lo que supone un descenso de 0,69 euros por bombona frente al precio de este bimestre de 13,96 euros, un 4,94% menos.

Así lo han explicado fuentes del Ministerio de Energía, que recordaron que este nuevo precio estará vigente durante dos meses, hasta el tercer martes de mayo, cuando se revisará de nuevo según las cotizaciones internacionales.

Indicaron también que la caída del precio se produce, a pesar del incremento de la cotización de las materias primas internacionales, por la apreciación del euro frente al dólar, la caída de los fletes y la aplicación del superávit acumulado en el bimestre anterior.

La fórmula de variación del precio del butano depende de la cotización de la materia prima en los mercados internacionales, los fletes y la variación del tipo de cambio. Las variaciones están limitadas dentro de una banda máxima del 5% sobre el precio anterior.

Con este descenso, la bombona encadena dos semestres a la baja, tras subir un 1,6% en enero y un 2,1% el pasado noviembre. Anteriormente, en septiembre rompió con siete bimestres al alza, en los que se encareció un 32% con respecto a su precio de julio de 2016, cuando bajó hasta los 11,27 euros.

Con la actual fórmula de fijación del precio la bombona acumula un descenso del 24,2% desde marzo de 2015, cuando se alcanzó el máximo de 17,5 euros.

El precio regulado afecta a las bombonas de butano que más comúnmente utilizan los hogares, envases con carga igual o superior a ocho kilos e inferior a 20, cuya tara sea superior a nueve kilos.