Compartir

Los tres hombres, conocidos como 'La Manada de Murcia' y acusados de haber violado en grupo a una mujer en Beniaján, municipio murciano, han quedado en libertad. Los acusados aseguran que no hubo violación “porque la mujer es una prostituta”.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7, en funciones de guardia, ha dejado en libertad a los detenidos y les ha impuesto una orden de alejamiento.

Según las pruebas médicas que realizaron a la víctima a la mañana siguiente de los supuestos hechos, en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, sí hubo agresión sexual, tal y como informa 'laSexta'. La Guardia Civil asegura que la joven denunció que, drogada, fue conducida hasta el domicilio de uno de ellos. Una vez allí, asegura que, con engaño, ingirió nuevos comprimidos, lo que le prolongó su estado de enajenación.

Los supuestos agresores habrían aprovechado para continuar agrediéndola sexualmente. El pasado sábado, día 28, la víctima acudió a denunciar los hechos al Puesto de la Guardia Civil de Torreagüera. Se comunicó la situación a especialistas en Policía Judicial, que se hicieron cargo de la investigación. 

La entonces bautizada operación 'ALAMO 25' culminó con la detención de estas tres personas, varones, de nacionalidad española, de 28, 43 y 48 años. Los tres cuentan, además, con un abultado historial delictivo, en el que destacan delitos contra la propiedad y contra la salud pública.

'20 Minutos' asegura que el Tribunal Superior de Justicia de Murcia les seguirá investigando por un delito de abuso sexual, no de agresión o violación, matiz que recuerda a la polémica sentencia de 'La Manada'.