Compartir

El Ayuntamiento de Madrid trabaja ya en un plan que tiene como objetivo pinchar la burbuja que se ha creado en la capital por los pisos que se alquilan en plataformas como 'Airbnb' como viviendas de uso turístico (VUT). De esta manera los propietarios obtienen mayores beneficios, que cuando lo alquilan por meses, pero los ciudadanos que buscan un piso de larga duración se encuentran el problema de no encontrar ninguno. Hoy en día la mayoría de pisos en alquiler se promocionan exclusivamente en 'Airbnb'. 

El consistorio que dirige Manuela Carmena quiere acabar con esta situación, como también están haciendo otros ayuntamientos españoles. Para ello, se trabaja en un plan que prohibirá este tipo de alquiler en la almendra central (prácticamente todos los barrios del interior de la M-30). Sólo se salvarán aquellas viviendas unifamiliares, es decir, que tengan acceso directo desde la calle. 

El Plan Especial sobre Implantación de Uso del Hospedaje, realizado por el concejal delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, dividirá la ciudad en cuatro áreas con distintos tipos de restricciones. Además se establecerá un régimen sancionador para aquellos que no lo cumplan.

Las asociaciones de hoteleros aplauden la medida.