Compartir

Un vuelo  fletado por JetBlue y que cubría la ruta entre San Juan (Puerto Rico) y Tampa (Florida, EE.UU.),  se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia después de que una grieta apareciese en la ventanilla del piloto.

El vuelo 1052 partió de San Juan a las 10:29 a.m. el domingo con destino a Tampa, pero poco antes de llegar a su destino fue desviado a Fort Lauderdale, informó 'Tampa Bay Times'.

La nave aterrizó alrededor de la 1:00 p.m. y los pasajeros fueron desembarcados y transferidos a otro avión para continuar su ruta hacia Tampa. 

Por el momento, no se han informado sobre que causó las grietas en cabina, pero un reportero de la 'WFTS' que formaba parte del pasaje  señaló que el piloto les informó de que este tipo de cosas “no es raro” que sucedan.

“El 6 de mayo, el vuelo 1052 de JetBlue desde San Juan a Tampa se desvió a Fort Lauderdale en (…) precaución después de un informe de daños a una de las capas externas del parabrisas de la cabina. El vuelo aterrizó de manera segura aproximadamente a la 1:00 p.m. hora local. Los clientes fueron alojados en otro avión”, informó la aerolínea en un comunicado.