Compartir

La Policía Nacional ha detenido en Tenerife a tres hombres por haber captado y convertido en yihadista a un cliente de su locutorio, que marchó a Siria para unirse al grupo terrorista Al Nusra.

Según informó la Policía, los arrestados, que son de nacionalidad marroquí y tienen 27, 35 y 37 años, serán acusados de la presunta comisión de los delitos de captación, encubrimiento y financiación del terrorismo.

Los acusados captaron a este 'foreign fighter' o combatiente extranjero en el locutorio que regentaban en la localidad tinerfeña de San Isidro, a lo que se unió la influencia que ejercieron sobre esta persona en la mezquita local, donde los detenidos tenían un papel protagonista por actuar como imanes, vocales y custodios de la misma

Antes de conocer a los adoctrinadores, el presunto yihadista llevaba una vida alejada del rigorismo salafista y ajena a la religión, su aspecto era puramente occidental y contaba con antecedente por tráfico de drogas.

APOYO ECONÓMICO

Tras pasar por Siria, el yihadista regresó a Tenerife en 2015 mutilado por herida de guerra, con estética radical y con una marca en la frente denominada 'zabiba' que se produce por apoyar la frente en la alfombra de rezo de forma continua.

Los detenidos encubrieron su vuelta y le apoyaron económicamente para huir a Centroeuropa, donde pretendía ocultarse como refugiado y desde donde fue detectado y expulsado a Marruecos.

Esta operación, en colaboración con Europol, ha sido realizada por investigadores de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, junto con policías de la Brigada Provincial de Tenerife, en la que se han practicado dos registros domiciliarios. La investigación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 6 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.