Compartir

La diputada del PP, Marta González, aseguró este viernes que la proposición de ley elevada por el PSOE para regular la eutanasia podría considerarse inconstitucional, ya que “nuestra Constitución recoge el derecho a la vida” y el código deontológico médico “obliga a los facultativos a intentar curar al paciente”.

Los populares apuestan por la “sedación” u otros métodos que libren a los enfermos de su “agonía”, según dijo la parlamentaria en declaraciones a Servimedia. Por eso, aseguran que los cuidados paliativos deben ser prioritarios y trabajar por una muerte digna, algo que ya se está estudiando en una propuesta de Ciudadanos en trámite desde el año pasado.

“Lo lógico sería terminar con el texto que se está trabajando ahora”, señaló Marta González, que se mostró “absolutamente contraria” a la iniciativa presentada por los socialistas. En base a la proposición de ley del PSOE, los mayores de 18 años con enfermedades incurables o de extrema gravedad podrían recibir ayuda del sistema sanitario para morir dignamente.

El PSOE explicó ayer que su propuesta busca convertir la eutanasia en “un derecho constitucional”. Esto supondría dar “un paso adelante en la muerte digna” y en los “derechos a la vida, a la libertad y a la autonomía personal”, para lo que ya hay, a su juicio, un “consenso social”.

La Conferencia Episcopal opinó hoy que la iniciativa de los socialistas equivale a “un corredor de la muerte voluntario”y supone “todo un monumento a la insolidaridad y al descarte humano”, al defender lo que, a su juicio, es un “falso derecho”.