Compartir

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó este viernes que el anuncio de disolución de ETA “no es más que el reconocimiento de una realidad”: que la democracia española “derrotó” a los terroristas sin que éstos lograran sus “objetivos políticos”.

Así se pronunció Sánchez en una declaración ante los medios de comunicación en la Embajada de España en Londres después de reunirse con el exprimer ministro británico Gordon Brown, con quien abordó entre otras cuestiones el final de ETA y el desafío independentista en Cataluña.

El secretario general de los socialistas destacó que ETA “desapareció de nuestras vidas” en 2011 cuando anunció el cese definitivo de la violencia. Por ello, dejó claro que el anuncio de su disolución no es más que el “reconocimiento de una realidad”: “la democracia española derrotó a ETA sin que consiguiera ninguno de sus objetivos políticos”.

El dirigente del PSOE indicó que “no hay nada que celebrar” y señaló que la obligación de los demócratas es la de “recordar y homenajear” a las víctimas, a sus familiares, heridos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, jueces y fiscales, a los empresarios que sufrieron extorsión y a quienes fueron secuestrados por los terroristas.

También rindió tributo a los partidos políticos que “sufrieron en primera persona” la “presión, amenaza y asesinatos” de los terroristas por defender la “convivencia, democracia, libertad y paz” en España.

Asimismo, instó a los jóvenes a no olvidar lo sucedido durante los “años de plomo” del terrorismo y reafirmó la importancia de que los demócratas trabajen para “impedir que el entorno de ETA imponga su relato”.

Ante la “victoria sin paliativos” sobre el terrorismo, llamó a los demócratas a estar unidos y a no fomentar debates estériles que siembren fisuras entre ellos. Por último, afirmó que la posición de Patxi López sobre política penitenciaria es la de “todo el PSOE y no tiene que ver con la disolución de ETA”.