Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido en el Salón de Tapices de La Moncloa donde ha realizado una declaración institucional tras la disolución de ETA.

El líder del Ejecutivo, que ha dedicado sus primeras palabras a las víctimas de la banda terrorista asesinadas “injustamente y cruelmente”, ha asegurado que el relato que quedará de ETA es la historia del fracaso de la violencia frente a la grandeza de la democracia”. 

A la misma hora en la que se escenificaba en Cambo (Francia) la disolución de la organización terrorista, Rajoy ha remarcado que “los terroristas no han conseguido ningún rédito por matar ni por dejar de hacerlo, ni van a conseguir nada por su disolución. Los crímenes de ETA se seguirán investigando y juzgando. No hay ni habrá impunidad”.

Además ha felicitado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y ha destacado que “ETA ha tardado demasiado tiempo en reconocer su derrota”. “No desaparece el daño que ETA ha causado. Ni lo hará la deuda de gratitud que todos tenemos con las víctimas del terrorismo. Las democracias responden a los crímenes con la justicia”

El presidente del Gobierno, que asegura que  ha anunciado que “hoy no es un día de celebraciones, lo es de recuerdo”, ha anunciado que “en los próximos días el ministro del Interior convocará una reunión extraordinaria del Pacto Antiterrorista para analizar esta situación”.