Compartir

Una de las grandes preocupaciones que tienen todos los conductores es saber exactamente el momento en el que deben parar en una gasolinera para llenar el depósito de su coche. Son más de 10.000 las estaciones de servicio que hay en España y no todas presentan la misma oferta.

El tramo autonómico del Impuesto de Hidrocarburos que cada comunidad autónoma establece y las tipologías que fijan cada una de las compañías petroleras son los dos factores que determinan el precio. Poniendo el foco en éste último aspecto, cuanto mayor es el porcentaje que representan marcas como Repsol, Campsa o Cepsa, el índice será más elevado.

Según un informe que publica la OCU, Asturias, Galicia, Baleares y algunos puntos de Castilla-La Mancha son las regiones más costosas del territorio nacional, al contrario que Castilla y León, La Rioja y Navarra, que resaltan por sus precios más bajos.

Si valoramos la cantidad de dinero que tenemos que pagar, las estaciones low-cost son las opciones más favorables para los viajeros tanto en Península como en Baleares. E-Leclerc, Simply, Gmoil presentan un fuerte contraste en comparación con Repsol, Petronor o BP. En Canarias, Gmoil es la más barata, mientras que apostar por marcas independientes es la peor opción posible si tu intención es ahorrar dinero.

Estos son algunos datos para que los vehículos que apuesten por una buena relación precio-calidad puedan permitirse un ahorro de dinero considerable, que figura en torno a los 237 euros para gasolina 95, de 240 euros para el diésel, de 274 euros para el diésel mejorado y de 330 euros para gasolina 98.

Infografía elaborada y procedente de: OCU