Compartir

La Policía Local de Orensa ha detenido a un hombre, policía nacional, por agresión y resistencia tras intentar morder a los efectivos que le pidieron realizar la prueba de alcohol y drogas por embestir con su vehículo una terraza, causando tres heridos leves.

Según informa 'La Vanguardia', sobre las 18:30 horas del pasado sábado, el cuerpo policial recibió aviso de que había un vehículo mal estacionado con su conductor en el interior en estado ebrio.

El cuerpo desplazado informó que, al llegar al lugar, encontraron “el vehículo estacionado en diagonal a la calzada, encima de un paso de peatones”. 'La Vanguardia' también informa de la supuesta embestida “a varios clientes de la terraza de un local, que quisieron trasladarse por su medios a un centro médico”.

Al observar los agentes que el presunto autor presentaba “síntomas de embriaguez y drogas”, estos le indicaron que debía realizar las pruebas correspondientes. Fue entonces cuando “se volvió violento” y comenzó a lanzar “puñetazos” llegando a alcanzar a uno de los agentes municipales, a los que, además, intentó morder. 

Finalmente, el individuo fue detenido por supuesto atentado y resistencia a agentes de la autoridad, así como por la negativa a realizar las pruebas de alcohol y drogas, tal y como informó la Policía Local.