Compartir

En el vídeo se puede observar al niño encima de las rodillas de su padre, que manejaba los pedales, conduciendo el coche mientras la madre grababa la escena. El suceso ha ocurrido en un parking de un centro comercial en Sevilla. El padre, además, no llevaba puesto el cinturón de seguridad. La Guardia Civil ha hecho hincapié en un comunicado en la peligrosidad de este tipo de acciones y ha dicho que “aunque en un principio parece una anécdota, es necesario que la sociedad tome conciencia de la gravedad del asunto“.

Al ver el vídeo en las redes sociales, un ciudadano anónimo ha denunciado la situación que se veía en el vídeo y el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T) de Andalucía ha comenzado una investigación contra los padres ya que, para la Benemérita, “la educación civil es fundamental para la lucha contra la siniestralidad, siendo los padres a estas edades un eslabón básico para poder formar a las nuevas generaciones”

El vídeo se puede ver aquí.