Compartir

La aerolínea Vueling ha tenido que cancelar un total de 118 vuelos mañana, sábado, y el domingo como consecuencia de la convocatoria de huelga por parte de los controladores aéreos de Marsella (Francia), que afecta a gran parte de su operativa europea.

Según informa en su página web, los vuelos cancelados el sábado son 64, mientras que el domingo los trayectos afectados son 54. Los efectos causados por esta huelga ajena a Vueling se suman a los sufridos por los paros convocados por el sindicato de pilotos Sepla en la propia aerolínea, que provocaron la cancelación de 246 vuelos ayer, jueves, y el pasado miércoles.

De hecho, también ha tenido que cancelar otros 221 vuelos el próximo jueves y viernes, días en que sus pilotos vuelven a estar convocados a huelga. En el caso de las huelgas del Sepla, el 81% de los vuelos han sido protegidos por el Ministerio de Fomento y la compañía estima que el 86% de sus pasajeros no se han visto afectados.

Además, a fin de que esta situación cause los menores inconvenientes posibles a sus clientes, Vueling ha procedido a cambiar las reservas a los primeros vuelos disponibles y ha informado de los cambios mediante sms y correo electrónico.

En las dos primeras jornadas de huelga de pilotos se cumplieron los servicios mínimos y no se produjeron incidentes. A este respecto, el secretario general del Sepla en Vueling, Juan Manuel Redondo, explicó a Servimedia que “estamos satisfechos con el seguimiento de los dos primeros días de huelga, que han transcurrido con completa normalidad, con cumplimiento de los servicios mínimos y con respeto a los clientes”.

Asimismo, apuntó que el sindicato sigue a la espera de que la dirección responda a sus demandas y lamentó que de momento no hay programadas nuevas reuniones con la empresa. Entre otras cosas, el Sepla reclama mejoras salariales para los pilotos y que se aplique el convenio español de la compañía a los que trabajen en el extranjero.