Compartir

Las portavoces de Ahora Madrid y el PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre y Purificación Causapié, lamentaron este jueves el “mensaje” que a su juicio traslada la sentencia contra 'La Manada', mientras que los del PP y Ciudadanos, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, se limitaron a respetarla y eludieron hacer valoraciones al no conocer el texto de la resolución ni el sumario.

Los cuatro se pronunciaron, preguntados por los medios al término de un acto de homenaje al exalcalde Enrique Tierno Galván en la Casa de la Villa, por la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra que ha condenado a nueve años de prisión, por abuso sexual pero no por agresión ni violación, a los jóvenes sevillanos que mantuvieron relaciones sexuales con un chica de Madrid en los Sanfermines de 2016, la cual les acusó de haberla violado.

Maestre, quien se refirió desde el principio de su respuesta a la “banda de violadores” conocida como 'La Manada', dijo que la sentencia es “triste, peligrosa y desesperanzadora para las mujeres”, y añadió que “es insostenible y va contra el sentido común que esta violación no se produjera en una situación de intimidacion y de violencia” y traslada el “pésimo” y “terrible” mensaje de que “hay que resistirse con violencia para no ser sometida”; algo que, recordó, hizo Diana Quer con el resultado de que acabó asesinada.

Como conclusión, Maestre llamó a “una reflexión no tanto judicial sino política”, de forma que los partidos y la sociedad vean “qué cambios legislativos hacer para proteger a las mujeres”.

En la misma línea, Causapié criticó que la víctima de aquellos hechos “no ha sido tratada con justicia por la justicia”, por lo que, aun “respetando absolutamente las resoluciones judiciales”, quiso recoger “la indignación de muchas mujeres que hoy se sienten más inseguras” y se han quedado “aterrorizadas” con esta sentencia.

La portavoz socialista entiende que “no es un buen mensaje” a la sociedad, porque “cuando la justicia no protege a las mujeres, nadie nos protege y podemos ser violadas o violentadas”, y llamó a “una reflexión colectiva sobre cómo se están tratando estos temas”.

Almeida, quien comenzó diciendo que el acto había sido un “justo y merecido mensaje” a Tierno Galván, que “dejó un buen recuerdo”, prefirió no enjuiciar la sentencia, porque le “gustaría poder leerla antes para poder valorarla”, pero como comentario preliminar apuntó que “hay que respetar todas las resoluciones judiciales”.

Desde la misma premisa, Villacís señaló que “las sentencias de los jueces no deben merecer nunca una opinion política”, y que ésta se debe aplicar “con toda normalidad”, y, sobre el trasfondo de la misma, recordó que los jueces “tienen todo el sumario, cosa que no tenemos nosotros”. No obstante, a nivel personal sí sugirió que “a veces las sentencias se quedan un poco cortas” y, hablando en términos generales, se mostró abierta a que “se tienen que ir modificando las leyes” a medida que cambia la sociedad.