Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ve salpicada por un nuevo escándalo. En este caso por el presunto robo de dos crema antiarrugas en un supermercado de Madrid en el año 2011, según ha informado 'OK Diario'. 

Por aquel entonces, Cifuentes era vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, cuya sede está a escasos metros del Eroski donde se habrían producido los hechos. 

El sueldo que por aquel entonces tenía era de unos 5.200 euros brutos al mes, según informa el mismo medio. 

De esta cantidad, 3.500 euros corresponden a la asignación por dedicación exclusiva y otros 1.656 euros a la indemnización por ocupar una de las vicepresidencias de la Mesa de la Asamblea.