Compartir

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) estima que el número de falsos autónomos (con una relación encubierta de trabajo asalariado) no supera las 100.000 personas, una cifra que “se mantiene en niveles similares” a años previos a la 'tarifa plana' en las cuotas del colectivo a la Seguridad Social.

Así lo recoge un informe de ATA publicado este martes, en el que se apunta además que el número de trabajadores autónomos que trabajan predominantemente para una única empresa se ha mantenido estable en los últimos años.

El informe elaborado por ATA muestra cómo en los cuatro años anteriores a la puesta en marcha de la 'tarifa plana', entre 2009 y marzo de 2013, se incrementaron los autónomos que trabajan predominantemente para una única empresa en 16.700.

Por su parte, de marzo de 2013 (cuando se pone en marcha la 'tarifa plana') a cierre de 2017 el incremento es de 18.600. Es decir, crecen en una progresión similar a la del incremento de autónomos en estos periodos de cuatro años.

La organización de autónomos explicó que aunque el falso autónomo “suele encajar” en este perfil, es “fundamental dejar claro que los que trabajan para una sola empresa no tienen por qué ser falsos autónomos”, ya que en esta cifra se incluye, por ejemplo, a transportistas con vehículo propio y tarjeta de transporte que están obligados por el Estatuto de los Trabajadores a estar de alta como autónomos aunque trabajen para una única empresa. Lo mismo, agregó ATA, que los agentes comerciales y de seguros que tienen su propio contrato de agencia.

Desde la asociación estiman que descontando estos autónomos transportistas y agentes (que son autónomos económicamente dependientes), el número de falsos autónomos se podría cifrar entre 90.000 y 100.000 personas.