Compartir

El Ayuntamiento de Valencia ha realizado un desembolso de dos millones de euros destinado a la retirada de toallitas de baño, según informa 'Antena3'.

Durante un año de trabajo se han retirado 1.500 toneladas. Tirar este tipo de toallitas por el retrete podría provocar el colapso de la red de alcantarillado y, si la situación continúa, las aguas residuales podrían desbordarse y acabar en el río Turia, lo que supondría un gran desastre medioambiental.