Compartir

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha afirma que “difícilmente” se pudo destinar dinero público para financiar el referéndum ilegal de independencia celebrado el pasado 1 de octubre en Cataluña sin que el departamento de Cristóbal Montoro lo hubiera detectado.

Así lo aseguró en declaraciones a Servimedia el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, que recordó que Hacienda recibía un informe mensual de las cuentas de Cataluña desde que ésta se acogió al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Luego, añadió, que cuando la Generalitat amenazó con dejar de remitir esos informes Hacienda intervino el gasto en septiembre de 2017 y que tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución controlaba también los ingresos.

Por ello, Mollinedo subrayó que “difícilmente ha podido pagarse algo” del referéndum del 1-O con dinero público sin que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hubiera tenido conocimiento.

El secretario general de Gestha apuntó que las afirmación “tan rotunda y reiterada en el tiempo” de Montoro de que no se destinó dinero público “nos hace, como técnicos, tener una opinión de que el ministro tenía información de que no se había destinado dinero público de la Generalitat a partidas del referéndum”.

En este sentido, comentó que el ministro tendrá “material probatorio” sobre sus afirmaciones y que él no debe saber cómo se ha pagado el referéndum, porque lo habría trasladado a las autoridades competentes. Así, Mollinedo apuntó que el ministro defenderá una “verdad material” con documentos, aunque las consecuencias de ello “gusten más o gusten menos”.

El responsable del sindicato reconoció que la información de Hacienda podría tener “consecuencias” en los procesamientos que llevan los juzgados, ya que de confirmarse podría suponer que no se han desviado fondos públicos y que no habría malversación.

Los informes de la Guardia Civil que obran en poder del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre el uso de fondos públicos en el 'procés' catalán acreditan una malversación de 1.915.067, 22 euros, según los dato conocidos tras levantarse el secreto de la pieza que investiga el uso de dinero público en la organización del referéndum del 1-O.

Para Gestha, “posiblemente” la Guardia Civil lo que ha hecho es una estimación de los gastos que conlleva un referéndum, algo que es “diferente a suponer que eso haya sido sufragado con dinero público”.