Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, emplazó de nuevo este jueves a los grupos de la oposición a hacer “un esfuerzo” para apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, pues de ello depende que España siga “a la cabeza” en materia de infraestructuras.

Rajoy se pronunció en estos términos durante su visita a las obras de la autovía A-32 Linares-Albacete, en el tramo de circunvalación sur de Albacete, donde recordó que el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) prevé una inversión de 5.000 millones de euros, con actuaciones sobre 2.000 kilómetros de carretera entre 2017 y 2021.

El jefe del Ejecutivo anunció en Castilla-La Mancha la quinta actuación del PIC, donde se construirán 5 nuevos tramos de la A-32 entre Linares y Albacete, con una inversión de 692 millones que la convertirán en una alternativa “más rápida, cómoda y segura”.

Dicho esto, recordó que hoy se cumplen 39 años desde la constitución de los ayuntamientos tras las primeras elecciones plenamente democráticas y constitucionales del 3 de abril de 1979. “Es bueno que recordemos con agradecimiento y orgullo compartido el legado de la Transición”, resaltó.

Celebró lo “mucho” que los españoles hemos logrado juntos, aunque vaticinó que “es aún más importante lo que vamos a conseguir en el futuro”. Se escudó en que “somos una gran nación de ciudadanos libres que ha sabido estar unida en momentos de adversidad”.

Además, opinó que la unidad permitirá afrontar los retos que el futuro nos depare e incluso convertirlos en “éxitos colectivos” gracias al empuje de la sociedad española y el liderazgo de las instituciones. Puso como ejemplo la gestión de la crisis y aplaudió el “último ejemplo de confianza” del Fondo Monetario Internacional al subir cuatro décimas el crecimiento previsto para la economía española.

En este punto, Rajoy subrayó que “nuestra política de infraestructuras es un exponente del propósito de acercar oportunidades a todos, como también lo son los PGE de 2018”. Avisó de que el objetivo de cualquier Administración, ya sea municipal, provincial, autonómica o nacional, es mejorar el bienestar de los ciudadanos.

Para ello, prosiguió el presidente, es preciso que haya crecimiento económico y que haya empleo, así como crear las condiciones para que haya inversión. Y uno de los elementos “más importantes” para mejorar en competitividad, dijo, son las infraestructuras.

“Es importante que sigamos haciendo un esfuerzo para que un país como el nuestro, que está a la cabeza en materia de infraestructuras, pueda seguir mejorando cada vez más en el futuro”, manifestó, al tiempo que reflexionó que, “al final, de lo que se trata es de hacerle la vida más fácil a la gente” a través de la política presupuestaria.