Compartir

Arabia Saudí celebra por todo lo alto el regreso del cine 35 años después de su última emisión. Lo ha hecho con la proyección de la última película de Marvel, Black Phanter, que se estrenó hace dos meses en Estados Unidos.

Solamente asistieron a ver la reproducción personalidades pertenecientes al gobierno ultraconservador, una semana antes de que se exponga para el público general, según informa el Ministerio de Cultura e Información del país árabe.

El coste total de las entradas para el cine serán de 50 riales saudíes (en torno a 13 euros). El director de cine saudí Abdalá al Aiaf considera que la apertura de las salas de cine en Arabia Saudí es “un hito histórico que tendrá un futuro impresionante” en cuanto nivel de seguimiento e industria se refiere.

La reapertura de tres salas de cine en el centro comercial Rey Abdalá se enmarca dentro del plan de medidas que ha puesto en marcha para este año Mohamed bin Salman, en el que se incluye la asistencia de mujeres a los estadios de fútbol y la celebración de conciertos musicales.