Compartir

El mes pasado fue el marzo más frío en la superficie terrestre y oceánica de la Tierra de los últimos cuatro años, si bien su temperatura media resultó ser la sexta más elevada desde que en 1880 comenzara el registro histórico, según el último informe mensual de la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica), hecho público este miércoles.

El informe, recogido por Servimedia, indica que la temeperatura global combinada en la superficie terrestre y oceánica en febrero superó en 0,83ºC la media en el siglo XX, que es de 12,7ºC, con lo que el mes pasado fue el marzo más frío del último cuatrienio (+1,22ºC en 2016; +1,05ºC en 2017, y 0,85ºC en 2015), junto con el de 2002, con lo que se trata del quinto marzo más cálido desde 1880.

Se trata del 42º marzo consecutivo y el 399º mes seguido con temperaturas superiores a los promedios del siglo XX, así como la desviación térmica mensual más alta desde julio de 2017. La temperatura superficial de la Tierra ha aumentado 0,08ºC por década desde 1880, si bien esa tasa se ha más que duplicado a partir de 1980.

En cuanto a la temperatura de la superficie terrestre, rebasó en 1,49ºC la media del siglo pasado y la séptima más alta desde que los registros mundiales comenzaran en 1880. El mes pasado estuvo entre los 10 marzos más cálidos para tres de los seis continentes, mientras que Europa y Asia tuvieron el marzo más frío desde 2013. Respecto a los océanos, vivieron el quinto marzo más caluroso de la serie, con 0,58ºC más de lo normal.

En marzo hizo más calor de lo normal la mayor parte de la superficie de la Tierra, especialmente en Alaska, el norte y el este de Canadá, y una franja que va de África oriental y pasa por Oriente Medio hasta acabar en el sur de Asia, donde la temperatura media fue más de 3ºC superior a lo habitual.

Por el contrario, marzo fue más fresco de lo que suele ser costumbre en gran parte de Europa y Rusia occidental (con cerca de 3ºC por debajo de lo habitual), así como el Atlántico norte, el Índico central y el Pacífico central y oriental.

ESPAÑA

Marzo fue muy frío en el conjunto de España e hizo una temperatura media de 10,0ºC, lo que supone 1,3ºC menos que la media entre 1981 y 2010. Se trata del 16º marzo más frío desde 1965 y el tercero más frío de este siglo XXI, por detrás de los de 2004 y 2016, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La estación de León-Virgen del Camino registró el marzo más frío desde 1938, con una media de 8,6ºC. Las temperaturas más elevadas llegaron al inicio de la Semana Santa, concretamente el día 28, con 30,6ºC en el Aeropuerto de Tenerife Sur, 29,9 en Valencia, 29,7 en el Aeropuerto de Valencia y 29,3 en Murcia.

Durante marzo fueron frecuentes las heladas en zonas de montaña y, en menor medida, en ambas mesetas. Se registraron 29 días con temperaturas bajo cero en el puerto de Navacerrada, 13 en León y nueve en Molina de Aragón (Guadalajara).

Mientras Europa tenía bajas temperaturas, gran parte del Asia central y del sur experimentaba condiciones muy superiores a la media. Según Meteo France, al menos siete países (Iraq, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Turkmenistán, Pakistán, Uzbekistán y Tayikistán) batieron nuevos récords nacionales de temperatura para marzo.

Asia estableció un nuevo récord de temperatura máxima continental porque los termómetros llegaron a 45,5ºC en Pakistán, superando en 0,1ºC el récord anterior de la India. El mes pasado fue el marzo más caluroso en Bahréin desde 1902, el sexto en Nueva Zelanda desde 1909 y el noveno en Australia desde 1910.