Compartir

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 40 años de nacionalidad española en Málaga por robar en siete establecimientos del centro de la ciudad cuando disfrutaba de su permiso penitenciario, según informa 'Opinión de Málaga'.

Al acusado se le imputan siete robos con fuerza en locales a los que accedía rompiendo el cristal o levantando a la fuerza las persianas metálicas. Fue un vecino que llamó el pasado sábado de madrugada al 091 alertando a la Policía de un robo a la fuerza en una clínica veterinaria.

En el momento de la detención, los agentes le intervinieron una linterna y prendas de vestir que dificultaban en gran medida su identificación. Al acusado se le imputan además de ese robo otros seis robos realizados con el mismo procedimiento.