Compartir

Según ACNUR, las personas que se ven obligadas a huir de su lugar de residencia dentro de su país por motivos de seguridad se encuentran entre las más vulnerables del mundo, aunque muchas veces no reciben la correspondiente atención mediática. Y es que, cuando el motivo de la huida es de carácter político, se puede dar la paradoja de que la seguridad de estos desplazados internos pueda estar en manos del mismo gobierno que supone una amenaza para ellos.

Tal y como recoge el Pew Research Center, casi 13 millones de sirios han tenido que huir de sus hogares durante los siete años de conflicto, lo que supone seis de cada diez de la población previa al comienzo de la Guerra Civil (esta de 21 millones en 2010, según el Banco Mundial). 

De estos 13 millones, 6,3 millones se encuentran todavía dentro de las fronteras nacionales.

Fuente: Statista