Compartir

El secretario de Análisis Estratégico de Podemos, Íñigo Errejón, dejó este jueves en el aire su candidatura en la Comunidad de Madrid y podría no participar en las primarias del partido si el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le impone sus normas y acaba votándose en días distintos candidato y lista, dado que el sector errejonista quiere que esa votación se realice el mismo día.

Se trata de la condición que imponen desde este sector para continuar adelante con la candidatura de Errejón a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Esto después de que este miércoles por la tarde se reuniera el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos y se dejara abierta la posibilidad de que las primarias del partido se realicen en dos tiempos.

Así fue como lo explicó el secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, afín a Iglesias. Dijo que las primarias se celebrarían en dos tiempos, es decir, por un lado se realizaría la votación del candidato y, por otro, la de la lista que le acompañe. Esto implicaría que el sector pablista podría confeccionar la lista madrileña a su antojo, a lo que no estaría dispuesto el exportavoz.

De hecho, el errejonismo desea que el candidato y la lista se voten en primarias el mismo día para evitar así una lista que no compartan. Si las primarias se produjeran en dos días distintos, primero el candidato y luego la lista, el candidato escogido, previsiblemente Errejón, se vería forzado a aceptar tras su elección una lista no conformada por él mismo y, por tanto, que no remara al son de sus ideales políticos dentro del partido.

Errejón considera que hay que estructurar una lista que simpatice con su proyecto y, para ello, quiere conformarla de 'motu propio'. En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados, el parlamentario de Podemos se mostró optimista con poder conformar una lista inclusiva, que incluso acepte a la anticapitalista Lorena Ruiz-Huerta. “No voy a tirar la toalla”, dijo ante los medios de comunicación en su afán por mostrar que no existen rencillas internas en la formación.

“Estoy convencido de que vamos a llegar a un acuerdo. Y eso implica hablar lo menos posible de nosotros mismos”, subrayó Errejón, que seguidamente reclamó que estas primarias se celebren cuanto antes para poner al servicio de la Comunidad de Madrid una candidatura en la que lleva trabajando en los últimos meses.