Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, almuerza a estas horas en Sevilla con el jefe del Ejecutivo y del PP, Mariano Rajoy, los barones territoriales y el resto de la cúpula nacional del Partido Popular, en pleno auge del escándalo generado por las presuntas irregularidades en su máster en la Universidad Rey Juan Carlos.

Según confirmaron fuentes populares a Servimedia, la presidenta madrileña se ha incorporado como una dirigente territorial más a esta comida, que suele organizarse siempre que hay una Convención Nacional para que Rajoy se reúna en privado con todos los líderes autonómicos del partido.

El propio Rajoy ratificó esta mañana su apoyo a Cifuentes, a pesar de la polémica sobre su máster, que asegura haber cursado en 2012 pero del que la propia universidad dice no tener pruebas documentales de haberlo finalizado. Este caso está ensombreciendo el cónclave que el PP celebra este fin de semana en Sevilla.

Desde el entorno de Cifuentes aseguran que está tranquila y que hay más inquietud en su equipo. Fuentes populares informaron a Servimedia de que la presidenta de la Comunidad de Madrid anoche aprovechó para salir a cenar por Sevilla con una delegación del PP de Madrid tras haber estado presente en la inauguración de la Convención Nacional.

Según las fuentes consultadas, estuvo relajada en todo momento y transmitió un mensaje de tranquilidad a los suyos tras una jornada en la que las dudas sobre su versión crecían en determinados sectores del partido, también en Madrid, donde se muestran temerosos por la dimensión que está adquiriendo el caso y la presión que ejerce la oposición para asumir responsabilidades.

Cifuentes aún no se ha dejado ver en la segunda jornada de la Convención Nacional, donde oficialmente participará a partir de las 16.00 horas en los 'diálogos populares', una mesa en la que se debatirá sobre los retos de futuro de las comunidades autónomas de España.

Cifuentes tuvo que dar una rueda de prensa nada más llegar el viernes a la Convención Nacional para defenderse y asegurar que no piensa dimitir, después de que el rector de la URJC, Javier Ramos, declarase que no tiene constancia de que la presidenta madrileña terminara su Máster en Derecho Autonómico.