Compartir

La Guardia Civil ha detenido a los padres y al abuelo materno de la bebé que apareció sin vida en el vertedero de la localidad de Alhendín (Granada). Los agentes de la Benemérita señalan al abuelo, de 56 años de edad, como presunto autor del crimen y a los padres de la pequeña como responsables de encubrir el asesinato.

De hecho, señalan que el responsable del crimen, que residía hasta el momento en un pueblo del Valle del Lecrín, tiene antecedentes penales. La clave fue la apertura de una investigación por parte de la Policía, en la que colaboró con testimonios de los ciudadanos del municipio.

Según informan fuentes policiales, el bebé nació con todos sus órganos y solo presentaba un traumatismo craneal y descartan que fuese la causa de su fallecimiento. Los tres están a disposición de las instancias judiciales del municipio granadino de Santa Fe y se les imputa delito de homicidio.