Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, intentó explicar ayer las dudas que todavía están sin resolver de su polémico máster. A pesar de insistir en que su paso por la Universidad Rey Juan Carlos fue “perfectamente real y legal”, y repetir que “jamás” se ha planteado dimitir, lo cierto es que cada día que pasa se van conociendo nuevos detalles que enturbian todavía más el caso. 

Después de conocerse que las firmas de dos de las tres profesoras que, en principio, formaron parte del tribunal que examinó a la presidenta regional en 2012 habían sido falsificadas, hoy 'El Confidencial' va un paso más allá. Asegura que el acta de presentación del trabajo, que exhibió Cifuentes, no solo fue elaborado casi seis años después de la fecha que refleja, sino que además reconstruye un acto administrativo que no llegó a producirse. 

Según este medio, las tres profesoras nunca formaron parte de ningún tribunal de evaluación de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y menos aún se coordinaron para aprobar su Trabajo de Fin de Máster, un paso imprescindible para que la dirigente pudiera completar el curso y obtener así su título de máster en Derecho Público del Estado Autonómico.