Compartir

Una grieta que llegó hasta los 15 metros de profundidad y alcanzó loa 20 de ancho, se ha extendido varios kilómetros de largo del continente africano. La fisura apareció, inicialmente, en una carretera al oeste de Nairobi, Kenia.

Según informa 'ABC', la aparición de este extraño fenómeno, el pasado 19 de marzo, ha avivado, entre la comunidad científica, una antigua teoría que señala que el continente podría romperse en dos partes.

Según esta hipótesis, cuatro países en el Cuerno de África, Somalia, la mitad de Etiopía, Kenia y Tanzania, se separarán de África para formar un nuevo continente, con base en la plaza tectónica conocida como 'la Placa Somalí', en aproximadamente 10-50 millones de años, según varios estudios geológicos.

 El Gran Valle del Rift, de 4,830 kilómetros desde Yibuti a Mozambique, marcará la partición.