Compartir

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, rechazó este martes que su embarazo vaya a poner en jaque el liderazgo de su partido y pidió ponerse a trabajar para que los permisos de paternidad y maternidad sean iguales e intransferibles.

Montero hizo estas consideraciones en el Congreso y después de que este domingo anunciara, a través de Facebook, que tendrá mellizos con el líder de la formación morada, Pablo Iglesias.

Preguntada sobre si su próxima maternidad y el hecho de que Iglesias sea el padre afectarán a Podemos, Montero negó este extremo y defendió la importancia de que los permisos de paternidad y maternidad estén bien regulados.

“Fíjense si será importante”, respondió al respecto, “que en este país legislemos de forma urgente para garantizar que los permisos de paternidad y maternidad sean iguales e intransferibles y 100% remunerados o que nos planteemos cómo reorganizar el sistema de cuidados para que ustedes no tengan que hacerme esta pregunta y para que a nadie se le ocurra tener que vincular un embarazo de una persona a una posible crisis de liderazgo o a un posible problema laboral”.

Precisamente Montero aseguró que las dudas que existen por ver quién se colocará al frente de Podemos una vez dé a luz, previsto para septiembre u octubre, “refuerzan su compromiso” para con su grupo parlamentario y todavía más ahora en el plano personal como futura madre.

Zanjó su respuesta insistiendo en la idea que es necesario “ponerse en serio a la tarea” para garantizar los permisos de paternidad y maternidad para que sean iguales e intransferibles y mejorar la relación del sistema reproductivo con la economía productiva.