Compartir

Un cura ha dado una patada a una chica frente a la catedral de la ciudad de La Plata, en Argentina. La joven celebraba que había conseguido su título en Comunicación Social. El diario 'Clarín' asegura que el motivo por el cual el párroco decidió dar por finalizada la celebración de las jóvenes fue que estaban ensuciando las escalinatas del templo.

La chica, Sofía Conte, criticó de manera contundente el gesto del cura: “Salió de forma prepotente y nos dijo que nos vayamos, que eso era la casa de Dios. Después me pegó la patada. Trastabillé y caí dos escalones más abajo, pero me podría haber lastimado y haber sido peor”.

“No podía tocarla porque estaba toda embadurnada. Yo no le pegué, la corrí como quien mueve una silla que está en un lugar que no debe estar”, ha sido la defensa del sacerdote, Don Esteban Alfonso. “Estaban casi desnudos, no es el lugar”, añadió.

A pesar de todo, el sacerdote sí reconoció finalmente que cometió un error, disculpándose.